Filosofía

Filosofía del IPISA

 

“Ser una institución modelo en la educación técnico profesional, con propuestas educativas y pastorales concretas y de calidad, con un personal altamente cualificado e identificado con el estilo pedagógico salesiano, que involucre la familia y promueva el liderazgo con equidad de género, conservando la credibilidad y la confianza de la sociedad y el empresariado, estando a la vanguardia de la tecnología y las innovaciones educativas, que nos permita ofrecer una formación integral que responda a las exigencias del mundo actual.”

Misión

El Instituto Politécnico Industrial y de Servicios de Santiago es un centro educativo-pastoral, que ofrece a adolescentes y jóvenes de la opción preferencial una formación integral centrada en los aspectos humano, ético, técnico y académico, que les permite su inserción en el mundo laboral y de los estudios superiores, proyectándose como buenos cristianos y honrados ciudadanos.

Visión

El IPISA se compromete a ser una comunidad educativa de calidad, cuya propuesta formativa fortalezca los aspectos humano, ético, técnico y académico, propiciando lazos de unión con la familia, la academia y el mundo empresarial, de modo que el centro se convierta para la sociedad en un punto de referencia en la formación técnico-profesional.

Valores

Responsabilidad
Calidad
Ciudadanía
Eticidad
Integridad
Honradez
Justicia

Pilares de la Educación Salesiana

La educación del IPISA está basada en el método Educativo desarrollado por la Congregación Salesiana, a partir de la experiencia educativa y espiritual de Don Bosco, la cual descansa en la Inteligencia-razón, la religión y el amor como base de la educación salesiana. El objetivo de la acción educativa de todo salesiano es la formación de Buenos Cristianos Y Honrados Ciudadanos”, caracterizado por el optimismo en las capacidades juveniles y la importancia que se le da a la presencia constante y activa de los educadores entre los jóvenes, que en dicho contexto se denomina »Asistencia Salesiana».

Razón: Como la capacidad de pensar, analizar, interpretar, proponer con la lógica de lo humano.

Que se manifiesta en los distintos momentos de la vida: el estudio, la disciplina y la corrección, si alguna vez hubiera que aplicarla. Razón que se manifiesta en la presencia continua| entre los niños y jóvenes, en el diálogo abierto, en la confianza que se regala, en el optimismo.

Religión: Como la capacidad de trascendencia de la persona, la convicción y vivencia de un ser superior.

Como principio y meta de su quehacer educativo. Religión alegre que incluye a los niños y jóvenes a la vida espiritual a través de los sacramentos y a través de una entrañable devoción a la Virgen Auxiliadora.

Amabilidad (Amor): Un estilo de vida, es la pedagogía de la presencia constante del educador entre los/las estudiantes.

Amor sentido y manifestado. «Que los jóvenes no sólo sean amados, sino que se den cuenta de que se les ama». El amor significa comprensión, respeto a la autonomía del alumno, capacidad para interpretar las necesidades de los jóvenes.

 

Filosofía Educativa de Don Bosco

El sistema educativo propuesto por Don Bosco no es un sistema radicalista como el de otros teóricos de la educación ni tampoco presenta una añoranza para restaurar el “antiguo régimen”. Es el resultado de la visión del hombre como ente cristiano, como hijo de Dios y por consiguiente merecedor de respeto y amor.

El sistema educativo preventivo surge en Don Bosco como consecuencia de su cultura, su temperamento, sensibilidad y el contacto constante con aquellos jóvenes necesitados, pero sobre todo de una vocación arraigada desde la niñez en su alma y corazón.

Este sistema no es el resultado de estudios e investigaciones profundas sobre el aprendizaje o la teología, sino del amor y la vocación de servicio a los niños y jóvenes, Don Bosco es considerado profundamente hombre y profundamente santo, adornado con grandes cualidades humanas, en especial su gran bondad y el amor.

Objetivo del Sistema Preventivo de Don Bosco

El objetivo del sistema educativo es acompañar a los jóvenes en su desarrollo, ayudarlos a escoger, formarlos y hacerlos capaces de integrarse a una sociedad.

El P. Jorge, SDB en el 2012, lo expresa así:

“Su método parte desde una síntesis original y personal de Humanismo y Fe cristiana que sintetiza en la frase: “Buen cristiano y honesto ciudadano” (Evangelizar educando y educar evangelizando, buscar el bien de la humanidad y de la religión, honrado ciudadano y buen cristiano, buenos cristianos y sabios ciudadanos, etc), según las necesidades de los tiempos.

1- Buen Cristiano:

El alma de la obra educativa de Don Bosco es la idea cristiana, que supera toda forma de neutralismo. La experiencia socio – religiosa de una juventud en franco proceso de descristianización y marginación de la Iglesia, constituyó una alarma para la conciencia sacerdotal de Don Bosco; la misma preocupación tiene que tenerla hoy todo educador cristiano.

Don Bosco tenía la convicción profunda de que la “salvación o perdición” eterna
de un hombre depende del uso que haga del tiempo en su juventud. Es el periodo de tiempo en el que el ser humano sienta las bases de cómo va a ser de adulto y también es el momento en el que el “árbol está tierno y se le puede poner la guía que le enderece”.

2.- Honesto Ciudadano:

Pero, al mismo tiempo, su pedagogía arranca de las necesidades más inmediatas del joven.

El mismo Don Bosco había sentido de niño la incomprensión y la inseguridad ante el futuro; pero también experimentó la mano amiga en los momentos difíciles. Por ello pudo comprender mejor que nadie la situación de aquellos jóvenes sin trabajo, sin familia, perdidos en la ciudad.

La sociedad no ayudaba a mejorar a aquellos jóvenes, pero ellos tampoco ayudarían a mejorar la sociedad si seguían en esta situación. Por eso Don Bosco advertía insistentemente: “Hay que cuidarse de la juventud, si se quiere salvar la sociedad”. Tal era su convencimiento en esta idea y tal era la importancia que le daba que é, cambiaba el orden y prefería decir: “honrados ciudadanos y buenos cristianos”, marcando la primacía del primero sobre el segundo, sin olvidar este último.” P. Jorge (2012)

Las estrategias Educativas del sistema preventivo son: La religión, la protección – prevención y la asistencia (autonomía). Los medios y herramientas educativas que utiliza, el trabajo, el estudio, la práctica religiosa, la formación moral y en valores y el cumplimiento de los deberes y entre las actividades educativas que ofrece están los juegos en el patio, deportes, paseos, convivencias, el teatro, la música y los grupos juveniles, entre otros.

 

Figuras Espirituales y Modelos de La Institución

San Francisco de Sales

Nació en Sales Saboya, 21 de agosto de 1567 y murió en Lyon, el 28 de diciembre de 1622.
Fue un santo del norte de Italia, quien fue obispo de Ginebra.
Tiene el título de Doctor de la Iglesia, es titular y patrono de la familia Salesiana (fundada por San Juan Bosco) y también patrono de los escritores y periodistas.

En 1632 se hizo la exhumación del cadáver, se encontraba en perfecto estado e inclusive elasticidad en los brazos, al mismo tiempo una fragancia dulce emanaba del ataúd.
Su fiesta se celebra el 24 de enero.

San Juan Bosco

Juan Melchor Bosco Ochiennao, Don Bosco (en italiano Giovanni Melchiorre Bosco Ochienna). Nace en en Becchi, 16 de agosto de 1815 y muere en Turín, 31 de enero de 1888. Fue un sacerdote católico, educador y escritor italiano del siglo XIX. Fundó la Congregación Salesiana, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano y el Oratorio Salesiano. Promovió la Asociación de Exalumnos Salesianos, el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema Preventivo para la formación de los niños y jóvenes y promovió la construcción de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada. También es patrono de los magos, ilusionistas, artesanos, impresores y de los jóvenes. Su fiesta es el 31 de enero.

Madre María Mazzarello

María Dominga Mazzarelló, Madre Mazzarello: Nace en Mornés, Alessandria, 9 de mayo de 1837 y muere en Nizza Monferrato, Asti, 14 de mayo de 1881. Fue una religiosa italiana con la cual Don Bosco fundó el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, conocidas también como «salesianas«. Madre Mazzarello, como es más conocida dentro del mundo salesiano, fue su primera Superiora General desde el 29 de enero de 1872 hasta su prematura muerte en 1881. Su gran sencillez y su vida consagrada a la formación de la versión femenina del sistema preventivo de Don Bosco, le abrieron las puertas a la santidad, reconocida por la Iglesia Católica en 1951. Su festividad es el 13 de mayo.

 

Laura Vicuña

Laura del Carmen Vicuña Pino. Nace en Santiago de Chile, 5 de abril de 1891 y muere en Junín de los Andes, 22 de enero de 1904). Es patrona de las víctimas de abusos, víctimas de incestos, huérfanos, mártires de Argentina. Su día de memoria es el 22 de enero.
En Neuquén Argentina Ingresa al colegio «Las Hijas de María Auxiliadora«, que pertenece a la Congregación Salesiana, donde fue instruida tanto en lo cultural como en lo cristiano.
De esta forma es como Laura, con el ejemplo de su padre y de las religiosas que la educaban, fue descubriendo a Dios.

San Francisco de Sales

Doménico Savio. Nace en San Giovanni da Riva, Italia; 2 de abril de 1842 y muere en Mondonio, Italia; 9 de marzo de 1857.
Fue un alumno de San Juan Bosco, en el Oratorio de San Francisco de Sales, que se propuso ser santo y murió a la edad de 14 años faltando 3 semanas para cumplir sus 15 años de edad, siendo el santo no mártir más joven de la Iglesia Católica.
Sus propósitos fueron: me confesaré muy a menudo y recibiré la sagrada comunión siempre que el confesor me lo permita, quiero santificar los días de fiesta, mis amigos serán Jesús y María, antes morir que pecar y, estaré siempre alegre. Su festividad es el 6 de mayo.